Amarga baja

Subía lentamente, regodeándose en cada esquina, en cada rincón que encontraba. A su paso dejaba un rastro de desolación y destrucción. Dejaba tras de sí un regusto ácido, a las entrañas más profundas. Quién diría que eso mismo fue en un día un montón de mariposas, que se empujaban las unas a las otras ansiosas por salir. Una oleada de maravillosas emociones que iban a concentrase al final de su vientre. Hoy todas esas mariposas se habían convertido en sapos y culebras, hoy eran una amarga bilis que subía por su garganta y la revolvía el estómago.

Cerró la tapa del portátil de un golpe. Tenía que dejar de torturarse con las fotos de él, de un pasado.

 

tumblr_n5bsa1S95w1qlmppmo1_500

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s